Bien, así es la cosa

CAMILLE CHOPARTǁ Hay un problema, o más bien, tengo algunas dudas: ¿podemos leer un libro que no concuerde con nuestras ideas, con nuestros valores, porque ahora estamos en un momento muy rico del feminismo, por ejemplo, con tantas pensadoras que enriquecen nuestras lecturas y que nos hacen sentir identificadas con lo que vivimos cada día? Y claro que esto es importante, porque necesitamos por fin que nos escuchen, necesitamos leer sobre nuestros dolores y nunca permitiré que alguien empañe los avances hechos. Es por eso que tengo esta duda: a mí me encanta Hank. Pero Hank es problemático.

Hank es un borracho, Hank insulta a la gente, Hank viola, Hanks golpea, Hank toma las mujeres como cosas. Pero Hank es real, por eso nos llama la atención, porque él decidió salir de la vida mesurada, del trabajo hecho cada día, en su caso 10 años en una fábrica lo han vuelto loco. Hank nos dice que debemos parar de levantarnos a las 7: AM para una vida rutinaria preocupados por los impuestos a pagar, las órdenes de los que nos hacen ser menos que humanos. Él no quiere hacer una revolución, leerlo no es una revolución,  aunque nos permite ver la locura de existir con el único deseo de vivir un día más en un sistema que nos mata. 

Él es un hombre, puede escribir eso, puede decirle a la gente que se vayan a la mierda, y debemos saber qué personas van a utilizar su voz para decir que con el feminismo no se permitiría escribir como él, y aquí es nuestra lucha. ¡Porque no, no!

Su voz es de un hombre que no es feminista, que nunca tuvo el interés de las mujeres en mente, ni siquiera tuvo realmente personas en mente sino a  quien que le daba su cerveza día a día, pero también debemos escuchar sus palabras, palabras de risa, de locura. 

Seguramente, personas que saben de literatura dirían que estoy muy equivocada,  con él pienso que podemos ver los efectos de una masculinidad que se quiere ver fuerte, ser el sostén familiar, pero de Hank no muchas personas dirían que es una molestia, una persona que debilita la sociedad. Y aquí es la fuerza, no debilita, sino que nos da la posibilidad de soñar otras vidas. 

Hoy en día tenemos la posibilidad de escuchar, leer y pensar en otros modos de vida; está en nuestras manos, pequeños libros fuertes con pocas palabras, que nos permite  sentir la cerveza de Hank sin la resaca.  De manera muy clásica voy a dejar la palabra del escritor:

Bien, así es la cosa… 
a veces cuando todo parece ir de mal 
en peor 
cuando todo conspira 
y corroe 
y las horas, días, semanas 
años 
parecen desperdiciados tendidos 
sobre mi cama 
en la oscuridad 
mirando hacia el techo 
concibo lo que muchos considerarán un 
detestable pensamiento: 
aun es agradable ser Bukowski 
 

Bueno, lo saben todos, me encanta Bukowski, Bukowski en poema, Bukowski mało, Bukowski perdido, Bukowski escritor. Y en mi mente de lectora Hank tiene un espacio porque es un personaje que me ha hecho reír, sentir que era posible de no hacer todo lo que nos obliga la sociedad. Y porque la literatura es identificación con personajes, yo creo en el día en el cual las mujeres podrían decir ¡bueno, ciao, tengo postales que enviar! 

#CamilleChopart  #Poesía  #CharlesBukowski #AbrazaLaOscuridad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s